miércoles, 30 de abril de 2014

NUEVAS PEnSADILLAS


Lo que da que pensar


Las buenas ideas, como las semillas, producen fruto a largo plazo; pero hay que sembrarlas a tiempo. Y tiene que llover.

Lo que da que pensar es lo poco que pensamos, lo poco que hablamos y lo poco que vivimos. Se piensa, se dice, se vive; pero eso es un pensar, un decir y un vivir  nada personal. Es otra cosa, eso es apenas una cosa o artículo de consumo. 

lunes, 28 de abril de 2014

UN EVENTO EN EL VATICANO

Ayer hicieron santos a dos papas. ¿Era necesario?



Jesús envió a sus discípulos a predicar el Evangelio a todas las naciones (Mc. 13,10) - y sobre todo a los pobres, no lo olvidemos- y les dijo: "Lo que yo os digo en secreto decidlo vosotros a la luz del día y lo que os susurro al oído predicadlo desde los tejados. Y no tengáis miedo a los que solo pueden matar el cuerpo " (Mt.10,27 s.) Predicar desde los tejados es hoy hacerlo por televisión, e ir a todo el mundo es viajar en avión. Aunque sigue siendo verdad que hay que hacerlo caminando con los pies en tierra para llegar a los que están abajo.

sábado, 26 de abril de 2014

DESASTRES DE LA GUERRA... C. XII





Lo camí de La Planeta

XII



La madre de Francisco Camarasa se llamaba Joaquina, Joaquina la Serrana. Mi madre, a quien también llamaban la Quica, era muy amiga de la Serrana. Pero después de trasladarnos a vivir de la calle del Mesón a la de Zaragoza, donde estaba la fonda, la maldita guerra abrió una brecha moral que agravó la distancia física y la convirtió poco a poco en una abismo infranqueable entre la Serrrana y la Quica. Después de la muerte de mi padre, mi madre no salía de casa, incluso cuando entraron los “nuestros” sólo salía prácticamente para ir a misa o para acercarse rara vez a un pequeño huerto que teníamos en La Planeta y cultivaba su hermano, el oncle Manuel, que ese sí se pasaba en el huerto las horas muertas debajo de una higuera enorme, junto al brazal, con su amigo Miguel Paulino.

martes, 22 de abril de 2014

TIERRA, VIENTO, AGUA Y SOL



Los  elementos de Aragón


El viento
en Aragón es
el cierzo.
La tierra desnuda
¡y la sed!
son los Monegros.
Y el agua en Aragón es el Ebro.


lunes, 21 de abril de 2014

DESASTRES DE LA GUERRA... C. XI

XI

Paco Camarasa


La casa donde nací estaba justo entre la del sastre que le hizo a su hija un traje de miliciana, la niña con la que me senté en la escuela, y la casa de los padres de Paco, de Francisco Camarasa, el maqui que fusilaron en la cárcel de Torrero. Yo no me acuerdo de él, mi hermano sí que se acordaba. Pero me acuerdo de su madre, y de que la nuestra la apreciaba mucho. Francisco Camarasa, poco antes de morir, se despidió de los suyos con una carta estremecedora que trascribo literalmente a continuación:

viernes, 18 de abril de 2014

CATALUNYA, UN PEDAZO DE ESPAÑA


SALVAR LAS DIFERENCIAS



La lengua en la que hablamos y conversamos habitualmente no es solo un medio de información sino una forma de vida y en cierto modo el medio en que habitamos, que nos envuelve como la piel de la cultura en la que estamos inmersos. Y en tal sentido esa lengua es una parte muy importante de la identidad colectiva, aunque no basta para definir por si sola la identidad de una nación. Confundir los límites de una comunidad lingüística con los nacionales es tan absurdo como pretender ajustar el dominio político sobre un territorio a los dominios de una lengua.

martes, 15 de abril de 2014

lunes, 14 de abril de 2014

DESASTRES DE LA GUERRA... C. X



X

El nacional – catolicismo



Acabada la Guerra Civil, a los pocos años, se restauró la iglesia de Favara y a mediados de los cincuenta se reconstruyó la torre, que ya no sería como antes: se conservó la base tal cual la habían dejado, se alzaron sobre ella cuatro paredes más delgadas y una escalera mucho más sencilla para prolongar lo que había quedado de la escalera de caracol y se remató la torre alzando sobre ella una estatua del Sagrado Corazón de dos metros y medio de altura (1) Años más tarde, se le cayó la mano derecha a la estatua y se dijo en plan chistoso que el Sagrado Corazón de Jesús era de la izquierda. Pero pasaron aún muchos años hasta el 15 de Agosto de 1977, justo en las Fiestas Mayores, cuando un rayo partió por la mitad aquella imagen que ya no se repuso (2)


Torre de la iglesia restaurada,
con el Sagrado Corazón



miércoles, 9 de abril de 2014

DESASTRES DE LA GUERRA... C. IX

IX


La posguerra


El 1 de Abril de 1939 terminó la guerra en España. Es un dato que tenía olvidado y que saco de los libros. Lo que me parece recordar de aquel día o, mejor, del día en que se celebró oficialmente en mi pueblo el fin de la Guerra Civil es que hicieron una gran hoguera en el Calvario y que el fuego ardió toda la noche. Creo que lo llamaron “el fuego de la victoria”. Pero ni siquiera eso podría afirmarlo con seguridad. De hecho para nosotros la guerra había terminado después de la batalla del Ebro; pero, según se mire, podríamos decir también que continuó en la posguerra y se extendió incluso hasta la muerte de Franco. De todos modos no voy a referirme a toda esa larga época, sino sólo a unos pocos recuerdos de la posguerra inmediata.

lunes, 7 de abril de 2014

BUENOS DÍAS

Ha vuelto la primavera como todos los años, es natural.  La vida, en cambio, no vuelve:  comienza
siempre...., si no pasa en vano.  Buenos días, amigos.


Desde mi ventana a las 7 horas y 30 minutos 



jueves, 3 de abril de 2014

SOBRE EL DIALOGO...




SOBRE EL DIALOGO Y LA CONCORDIA

Los hombres se entienden hablando. No obstante a veces parece que los españoles nos entendemos gritando. Pero yo quería hablar hoy de la concordia y del diálogo, que es la palabra cabal y el medio apropiado para entenderse, para acordar y conversar, para vivir y convivir en paz, y no de los gritos que solo sirven para dar a entender que no nos entendemos. Y que en eso al menos estamos de acuerdo. 

martes, 1 de abril de 2014

DESASTRES DE LA GUERRA..C.VIII




VIII

La batalla del Ebro y los niños de la retaguardia

Cerca de nuestra fonda, había una casa todavía en construcción pero cubierta ya y con unos amplios bajos que ocuparon las tropas para hacerlos servir de garaje. Si no recuerdo mal, fue allí donde vi un tanque por vez primera. Me parece que era alemán, ¿o italiano? Con el tiempo, no mucho, me fabriqué uno a escala del mundo en el que nos refugiamos los niños al margen de la guerra que seguía su curso. Le pedí a mi madre un carrete de hilo de madera, pero sin hilo, claro, hice unos dientes en ambas ruedas con mi