sábado, 19 de mayo de 2018

Despoblación


Todos los años por estas fechas la Asociación de los Amigos de Rueda me pide un artículo. Rueda es un monasterio cisterciense que hay en Sástago. Los cistercienses son benedictinos reformados, como los trapenses. A estos monjes se les llamó roturadores: porque cultivaban nuevas tierras, enseñaron a cultivarlas y repoblaron así la misma que hoy se despuebla. Rueda es ya hace tiempo un monasterio vacío como tantos otros, un monumento nacional y un recurso turístico apenas visitado. Mejor conservado pero vacío y ” si fa o no fa, per al cas, com la trapa de Maella”. También los trapenses cultivaron la tierra e introdujeron el cultivo de la patata. En Favara se conserva un malnombre que recuerda un buenservicio: Pataquer, es el título heredado por los descendientes de quien nos trajo al pueblo la patata desde la Trapa. ¿Han pensado que sería de vosotros sin patatas? Pues eso.

Pero hoy los pueblos van a menos ya sea porque no nacen niños o se van sus habitantes a las ciudades. Mientras cambian su forma de vida quienes se quedan. Que eso es también despoblarse. Las calles se ven vacías. Y uno imagina tumbados en el sofá ante el televisor a muchos que lo enchufan incluso para dormir la siesta al son de una nana. Se vive como en las ciudades y a ser posible en las ciudades. Curas, maestros, médicos, practicantes, veterinarios y funcionarios, por no hablar de los pastores que tienen el rebaño en el pueblo y vienen de fuera un día sí y otro también de no tenerlo estabulado, no residen donde trabajan.

En un mundo que va sobre ruedas y el que no corre vuela, no se pisa la tierra y menos aún se cultiva con las manos. Y esta distancia de la tierra nos deshumaniza. Lejos de pegarnos a ella como los caracoles, nos encerramos en casa y salimos disparados como balas perdidas. Pero así no vamos a ninguna parte. Ni siquiera nos encontramos perdidos. Nos perdemos sin enterarnos, enredados y enredando por las nubes como objetos no identificados. Eso sí, cada cual a su bola y en su bola: presa del “yoísmo” como dicen los pijos por no decir otra cosa que suena peor a los oídos.


miércoles, 9 de mayo de 2018

INAPRECIABLE


VERSO SUELTO


Hacer el amor tiene un precio. Si se paga el precio justo a quien se vende no es una violación, ni siquiera un abuso de quien lo hace aunque sea un mal uso por ambas partes. En cambio hacer el amor sin pagar por ello, porque se puede, con una mujer indefensa que no está en oferta no solo es injusto y algo más que un abuso: es una violación. Espero que se castigue a esos machos embrutecidos de la manada.

martes, 8 de mayo de 2018

VIOLENCIA DE GÉNERO


AMA Y HAZ LO QUE QUIERAS





Solo el necio confunde valor y precio, como dijo Machado. Y Cristo enseñó a distinguir entre el amor - que es el valor supremo- y la ley que no vale nada sin amor alguno. Porque la ley es lo justo en el mejor de los casos y “el amor la plenitud de la ley” (Rom.13,10); es decir, la perfección que la llena, su cumplimiento y el colmo que la rebasa, la abundancia y la gracia que da sentido a la vida. Lo que no significa que lo más, lo inapreciable que es el amor, nos dispense de hacer lo que debemos por imperativo legal que es lo de menos.


Hacer el amor no es amar, pues se paga y tiene un precio.

miércoles, 2 de mayo de 2018

ABAJO LOS DEL TENEDOR


ARRIBA LOS DE LA CUCHARA



Aprendí a hablar y a escuchar por vez primera chapurreando el catalán como todos los de mi pueblo, y a leer y escribir en castellano. Aprendí la lengua del lugar, la de mis padres, la de mis paisanos , la que da nombre a las cosas y a las gentes de la tierra, a lo que se cría en la huerta, a lo que nace y crece allí mismo , a lo concreto, la lengua vernácula que es ecológica naturalmente, una variante entre otras de la lengua catalana ya sea de Barcelona, que está muy lejos, o la de Maella que está solo a ocho kilómetros aguas arriba del Matarranya y en la que dicen “çeledonia” a lo que nosotros en Favara decimos madalena.

miércoles, 25 de abril de 2018

CONCORDIA Y COMPROMISO


¡HAY QUE ANDAR!



Convencer no es solo vencer, es vencer con otro. Es avanzar en el camino, compañero, hacia la victoria final de todos nosotros: que es la paz y la concordia después de todo. Mientras tanto nos queda la pregunta abierta que se cierra por detrás como el camino y se abre hacia delante como el diálogo. La pregunta aquí plantada entre los dos, en el presente. Aquí y ahora, en el espacio donde se tiene el cuerpo: en el lugar, y en el momento en que se toma la decisión.

viernes, 20 de abril de 2018

CONCORDIA


PALABRA CABAL



La Asociación de los Foros de la Concordia acaba de celebrar el último en Valencia titulado “Conversaciones por la cooperación en los territorios de la antigua Corona de Aragón” Los asistentes que procedíamos de dichos territorios participamos distribuidos en seis grupos de trabajo: sobre educación, patrimonio artístico, turismo, lenguas, economía y asuntos jurídicos. Yo lo hice en el de lenguas; coordinado por Ernesto Martín Peris, profesor emérito de la Universidad Pompeu Fabra y nacido como yo en el Matarraña.

miércoles, 11 de abril de 2018

El bicho guarda silencio


VERSO SUELTO



¿Sabéis que muchas de las hortalizas del Mercado Central no proceden de la huerta de Zaragoza? Uno de los mercadillos más antiguos , cuya actividad se basaba en la venta de frutas y hortalizas obtenidas de la tierra , fue el de San Lorenzo y posteriormente el de Lanuza (el actual Mercado Central) Allí llegaban los hortelanos del entorno de Zaragoza y descargaban sus mercancías. Hoy muchos de los productos que encontramos en sus puestos, no proceden de la huerta de Zaragoza ni son de temporada , sino que se cultivan en otros lugares de España y del mundo.